Si hay algo que siempre me ha caracterizado a lo largo de mi vida es el talento que llevo conmigo para ser -en pocas palabras- una puta básica que vive inamovible con la vida, los clichés de las canciones de Taylor Swift y las viejas películas de Lindsay Lohan. . . Porque en realidad ser […]

Mindless like Barbie Leer más »

“Tal vez, el ingrediente secreto de las grandes historias de amor son dos buenas dosis de soledad. Yo me tengo a mí, tú te tienes a ti, y nos tenemos el uno al otro.” Hace unos días escuché esta frase en una película de Netflix que empecé a ver sin ganas de terminarla, pero que

Dos buenas dosis de soledad. Leer más »

Junio, el día 15 y los miércoles tienen en común que son la mitad de algo que eventualmente se va a acabar: sea la semana, el mes, el año o las ganas de comprar un pasaje solo de ida a Nueva York, Milán, Roma, París o cualquier otra ciudad a la que no pueda llegar

¿Deberíamos compartir el postre? Leer más »

Hace poco menos de dos semanas mi mejor amiga me envió el siguiente mensaje por WhatsApp: “Me elegí a mí” seguido de una nota de voz de 18 minutos donde me contaba lo difícil que fue darse cuenta que era dejar ir a una parte de ella. Me dijo que elegirse había sido un acto

El egoísmo de nuestros 20. Leer más »

Tengo el mal hábito de pasar más tiempo del que debería creando fanfics en mi cabeza, imaginando escenarios que posiblemente nunca van a suceder. A veces, me imagino encontrándome a Anna Wintour en mi librería favorita de Nueva York y saliendo de allí con un trabajo como editora en Vogue. Otras veces, me imagino lo

Al salmo respondemos: nunca digas nunca. Leer más »

A medida que vamos creciendo, vamos entendiendo cosas que antes no nos parecían tan claras: algunos crecen para entender las matemáticas y se vuelven unos duros en factorización, otros aprenden a identificar dónde queda cada constelación en el cielo; yo, por mi lado, entendí que ser vulnerable es una virtud – y no algo a

Sensualmente brutal, poderosamente dulce. Leer más »

Entre puzzles de sudoku, mi taza favorita de café y el dinero que dejé sobre la mesa de noche (y que aún no he guardado), me di cuenta que apenas han pasado 38 días del año y ya estoy cansada. ¿Cansada de qué? De vivir corriendo, como si siempre estuviera de afán. La verdad es

Para el 2022 sólo quiero una cosa: todo. Leer más »

Desde mi balcón veo las montañas que rodean mi ciudad y me recuerdan a todas esas cosas que se sienten en el estómago antes de reconocerlas en el corazón. También me recuerdan a todo lo que no debería hacer antes de dormir, como scrollear por instagram sin ningún propósito, tomar café después de las 5

Sobre mis montañas y los hoyuelitos de mi sonrisa. Leer más »

Carrito de compra